lunes, 23 de mayo de 2016

Poesía - Impronta

Alegre, amistoso, puro,
a saltos va mi corazón,
por ver a su lado el tuyo
y ahí está quieto,
no se despierte, no.

Escucha amor
el rumor de mi alma:
quiere hablar con la fuerza
de los ojos. Quiere besar
con la pasión de las palabras.

Se encoge y ensancha
mi pecho al compás del tuyo
pues somos dos cuerpos,
que de dos corazones, ya son uno.

Bien fuera bien dentro,
no quiera estar el sentimiento
pues en ti más que en mí
quiere tener mi alma su lecho,
y más que del mío,
vivir de tu aliento.

Yo que sólo concibo frío
cuando tu amor no siento
y me embaucan las sombras
del temor a lo incierto.
Ay ya no sé cuál es
tu nombre verdadero.
Debiera ser ángel, amor o cielo
mas debiera ser todo,
pues todo para mí te siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario